Tecnología

Smart TV: cómo funciona

Aunque estos productos tecnológicos han invadido literalmente nuestros hogares, no mucha gente, especialmente los adolescentes, saben cómo funciona un smart TV. Esta tecnología, que nos permite disfrutar de nuestros programas favoritos sentados cómodamente en el sofá, ha evolucionado considerablemente con el tiempo.

Desde los enormes televisores de tubo de rayos catódicos, que estamos seguros que muchos de ustedes recordarán, hemos pasado a los dispositivos de pantalla plana que son fáciles de colgar en la pared y ocupan muy poco espacio.

A partir de entonces, en poco tiempo, llegaron las primeras características comunes a los televisores inteligentes, como la posibilidad de utilizar un disco duro o una memoria USB para ver películas y series de televisión.

En este artículo, por tanto, intentaremos explicar en términos fácilmente comprensibles cómo funciona un Smart TV, para acercarle a un uso más consciente de estos accesorios que forman parte de nuestra vida cotidiana.

Para facilitarle la consulta de esta guía, hemos preparado un pequeño índice que puede utilizar para pasar de un tema a otro.

¿Qué es un televisor inteligente?

Definir un Smart TV como un dispositivo que puede conectarse a Internet es muy sencillo. De hecho, muy pocos usuarios lo utilizan para navegar por la web y consultar algunos sitios web.

La fuerza de los televisores inteligentes reside en la integración entre los servicios multimedia y la conexión a Internet. La mayoría de estos modelos, de hecho, ofrecen la posibilidad, gracias a los sistemas operativos que veremos más adelante, de instalar aplicaciones para los más diversos usos.

Televisión, A Distancia, Vivir, Arroyo, Mano, Tv

Por supuesto, los más utilizados son los de streaming, como Netflix, Now TV o Amazon Prime Video, pero no faltan juegos u otras aplicaciones de diversa índole. De hecho, a favor de los televisores inteligentes, podemos decir que también han cambiado la forma de utilizar otros dispositivos conectados, como los teléfonos inteligentes y las tabletas, ahora menos utilizados para reproducir películas y series de televisión.

Esto se debe a la presencia de un módulo WiFi dentro de los Smart TVs o, en los modelos más sencillos, un puerto Ethernet donde insertar el cable de red. De esta manera, en dispositivos que hasta hace pocos años apuntaban en una sola dirección, es posible abrir un mundo de nuevas posibilidades.

Características de un televisor inteligente

Si aún no lo ha hecho, antes de comprar un Smart TV necesita conocer al menos superficialmente las características técnicas que luego comparará. En este apartado intentaremos mostrarle brevemente cuáles son los más interesantes a tener en cuenta.

Dimensiones

Una de las características clave a la hora de comprar un Smart TV es su tamaño. Éstos están influenciados por el entorno que acomodará su dispositivo y para no terminar con un televisor demasiado grande, primero necesita tomar medidas precisas.

Para una visión óptima, nuestro consejo es elegir un modelo entre 32 y 45 pulgadas. Estos productos se adaptan bien a la mayoría de los espacios domésticos, sin desordenar demasiado y manteniendo un tamaño adecuado de la pantalla.

Resolución

Otro factor clave a la hora de elegir un televisor inteligente es su resolución. Aunque la mayoría de los programas digitales terrestres están todavía en modo SD, si se utilizan a menudo servicios de streaming de pago, transmiten hasta una resolución máxima de 4K.

La elección de la resolución correcta afectará no sólo a la calidad de la imagen, sino también a la vida útil del producto a lo largo del tiempo. Por el momento es aconsejable no bajar nunca por debajo del FullHD, y preferir, aunque no totalmente soportado, el Ultra HD para encontrar entonces un televisor inteligente que funcione mejor en los próximos años.

Tecnología de paneles

Las pantallas de televisión inteligentes no son todas iguales. Aunque la mayoría de las pantallas del mercado son pantallas LCD, los fabricantes también han creado otras tecnologías más avanzadas y caras.

  • LCD/LED: Estas son las dos tecnologías más populares actualmente disponibles. Aunque muy similares, utilizan un método diferente de retroiluminación. Los LEDs más modernos, de hecho, consiguen ser de la misma calidad, más finos y consumen menos energía.
  • OLED: Este es actualmente el tipo de panel utilizado en los televisores inteligentes más caros. Puede recrear colores mucho más vivos y negros más profundos gracias a la tecnología utilizada para iluminar los píxeles.
  • Quantum Dot: Esta tecnología, utilizada principalmente por Samsung para televisores inteligentes de gama alta, utiliza pequeños cristales fotosensibles para embellecer aún más los colores. De esta manera los matices y el espectro son mucho más amplios que los modelos tradicionales.

Otras características de los televisores inteligentes

Además de las que acabamos de enumerar, que son las principales características de los televisores inteligentes que hay que tener en cuenta, hay otras que podemos definir como secundarias pero no despreciables.

  • Entrada CI+: es el lugar donde se puede insertar la CAM, el dispositivo para leer las tarjetas inteligentes que se le entregan si tiene una suscripción a una televisión de pago disponible en digital terrestre. Considérelo en servicios como Mediaset Premium.
  • Entradas: le permite conectar docenas de dispositivos diferentes a su Smart TV. Estos van desde discos duros hasta televisores de caja y reproductores de Blu-Ray. Si usted es un fanático del audio de calidad, asegúrese de que el producto que desea comprar tenga una salida de audio óptica.
  • HDR: Se trata de una mejora de la imagen basada en un mayor contraste entre los colores claros y oscuros. Esto hace que la imagen sea más evidente. Esto es especialmente cierto en el caso de los televisores inteligentes de gama alta.

TV inteligente y sistemas operativos

A la hora de elegir un televisor inteligente, el sistema operativo utilizado también desempeña un papel clave. Dependiendo de lo que elija, tendrá acceso a funciones más o menos inteligentes basadas en su conexión a Internet.

televisor con Android

Desarrollado directamente por Google, es actualmente el sistema operativo Smart TV más versátil del mercado. Su potencial es casi infinito e integra todos los servicios a los que estás acostumbrado si utilizas un smartphone movido por el sistema operativo del robot verde.

Entre las principales características destaca la posibilidad de descargar e instalar aplicaciones directamente desde la Play Store y la presencia a bordo del asistente de voz de Google.

WebOS

WebOS se utiliza principalmente en los televisores inteligentes de LG. A lo largo de los años ha evolucionado mucho y ha llegado casi a la par con la televisión Android. Las funciones ofrecidas son realmente muchas y todas muy intuitivas. Si decide utilizar un mando a distancia con el puntero entonces, tendrá la oportunidad de desplazarse por los distintos menús de una forma muy fácil y agradable.

Samsung Smart Hub

Samsung Smart Hub es uno de los sistemas operativos utilizados por la empresa coreana. Después de una primera fase un poco decepcionante, esta plataforma se ha vuelto realmente completa y llena de servicios y funciones. Si utiliza teléfonos inteligentes Samsung, encontrará toda una serie de funciones dedicadas a bordo.

Tizen

Diseñado originalmente para smartphones Samsung, este sistema operativo basado en Linux ha tomado un camino totalmente diferente. Con el paso del tiempo se ha ido incorporando a algunos tipos de televisores inteligentes, cada vez más completos pero no perfectos. De hecho, es un ecosistema bastante cerrado que difícilmente dejará espacio para su creatividad.

Uso correcto de un televisor inteligente

Ahora que ya tienes las características claras de los televisores inteligentes, es el momento de averiguar cómo configurar los ajustes básicos para poder disfrutar al máximo de todos los servicios que estas gemas pueden ofrecerte. Nuestro consejo, si navega mucho o aprovecha al máximo las funciones inteligentes, es que consiga un pequeño teclado dedicado. Esto hace que su interacción con el Smart TV sea aún más fácil.

Conexión de un televisor inteligente a Internet

Un televisor inteligente sin conexión a Internet perdería muchas de las características que lo convierten en un objeto tecnológico muy interesante. Por esta razón, el primer paso es configurar la conexión a Internet.

La mayoría de los modelos del mercado le ayudarán a hacerlo mediante un asistente cuando los encienda por primera vez. De esta manera podrás conectarte a la red WiFi o usar el cable Ethernet.

Si no es así, simplemente levante el mando a distancia y acceda a los ajustes, en la mayoría de los casos indicados por un icono de marcha. Aquí tendrá que desplazarse hasta el punto dedicado a las conexiones de red y seleccionar connect.

Una vez que haya empezado a buscar redes inalámbricas, simplemente seleccione su favorito e introduzca la contraseña con el mando a distancia. En el caso de Internet por cable, simplemente conecte el cable Ethernet a la ranura correspondiente en la parte posterior del televisor inteligente.

Convertir un televisor en un televisor inteligente

Después de todo lo que hemos explicado, si todavía no quieres deshacerte de tu viejo televisor, todavía hay una oportunidad para ti. Gracias a los accesorios dedicados, de hecho, se puede convertir un televisor en un Smart TV, gastando, en la mayoría de los casos, unas decenas de euros.

La opción que habitualmente preferimos, es utilizar Chromecast, un adaptador hecho por Google que ofrece muchas posibilidades de personalización. Si desea obtener más información sobre este tema, le recomendamos que lea nuestra guía dedicada a cómo convertir un televisor en un televisor inteligente.

Leave a Comment