Noticias

Por qué la selva amazónica es tan importante

La selva amazónica está ardiendo: Brasil ha visto más de 74.000 incendios este año – casi el doble del total de cerca de 40.000 incendios en 2018. Sólo en las últimas semanas se han producido unos 10.000 nuevos incendios, en su mayoría provocados por personas que han despejado tierras para cultivos y pastos.

La Amazonia juega un papel importante en muchos de los procesos que hacen que nuestro planeta sea habitable: los ciclos del agua, los patrones climáticos y el intercambio de oxígeno y dióxido de carbono. La selva tropical es también el hogar de más de 30 millones de personas.

Con una superficie de 5,5 millones de km2, el Amazonas es la mayor selva tropical del planeta. Un tesoro de biodiversidad.

La cuenca del Amazonas ocupa casi el 40% de la masa terrestre de América del Sur y se extiende por nueve países: Brasil, Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia, Venezuela, Guyana, Surinam y Guyana. Cerca del 60% de su superficie está en Brasil.

El bosque es el hogar de una biodiversidad sin igual (10% del total mundial). Según la Organización del Tratado de Cooperación Amazónica (OTCA), una cuarta parte de las especies del mundo están presentes allí, incluyendo unas 30.000 especies de plantas, 2.500 de peces, 1.500 de aves, 500 de mamíferos, 550 de reptiles y 2,5 millones de insectos. Desde 1999, se han descubierto más de 2.200 especies de plantas o animales.

El Amazonas se ha ganado el título de «Pulmones del planeta». Contiene un tercio de los bosques primarios del mundo y, gracias al río del mismo nombre y sus afluentes, el 20% del agua dulce no congelada.

La Amazonia es el ecosistema más biodiverso de la tierra, y el cambio climático y la deforestación están poniendo en peligro esa riqueza.

Leave a Comment