Noticias

El ex ejecutivo petrolero venezolano Márquez es encontrado muerto en Madrid

La policía de la capital española, Madrid, está investigando la muerte el domingo de Juan Carlos Márquez, ex ejecutivo de la petrolera estatal venezolana PDVSA.

El Sr. Márquez, de 48 años, compareció ante el tribunal el viernes por su presunta participación en un plan de blanqueo de dinero.

Aunque negó las acusaciones de lavado de dinero, al parecer había accedido a colaborar con una investigación sobre corrupción en PDVSA.

Tenía que volver a la corte el lunes.

La policía dijo que el Sr. Márquez había sido encontrado ahorcado en un piso en las afueras de Madrid.

Perfil bajo, buenas conexiones
El Sr. Márquez fue ejecutivo de PDVSA de 2003 a 2014, cuando la compañía petrolera estaba en el corazón de la economía venezolana.

Si bien es ampliamente considerado como una figura influyente en la compañía con estrechos vínculos con el entonces presidente de PDVSA, Rafael Ramírez, el Sr. Márquez mantuvo un perfil bajo y rara vez apareció en los medios de comunicación.

Fue detenido el jueves en el aeropuerto de Madrid tras llegar en un vuelo procedente de Estados Unidos.

Fue llevado a juicio el viernes en relación con una investigación sobre lavado de dinero presuntamente llevada a cabo por el político socialista y ex embajador español en Caracas, Raúl Morodo.

El Sr. Morodo, de 84 años, y su hijo Alejo son sospechosos de haber blanqueado 4,5 millones de euros (4,1 millones de libras esterlinas) entre 2008 y 2013, lo que niegan.

Alejo Morodo fue arrestado en mayo junto con su esposa, su socio venezolano y la esposa del asociado. La policía dijo que no detendría a Raúl Morodo por su edad, pero le ordenó que se quedara en España.

Los investigadores alegan que Alejo Morodo le cobró a PDVSA millones de euros por «asesoría legal y de negocios» que, según dijo, le proporcionaría dos firmas de abogados a las que tenía vínculos. Según se informa, desvió parte del dinero que recibió a la cuenta de su padre.

Pero los investigadores dicen que los dos bufetes de abogados nunca asesoraron a la empresa petrolera estatal y que los contratos eran «ficticios».

El diario español El País, que ha visto los contratos, informa que fueron firmados por el Sr. Márquez en nombre de PDVSA.

Fuentes cercanas a la investigación dijeron a la agencia de noticias española Efe que el Sr. Márquez había accedido a colaborar con los fiscales tras su detención el jueves.

El caso de lavado de dinero se produce pocos meses después de que 28 personas, entre ellas dos ex viceministros venezolanos, fueran acusadas de corrupción en Andorra por sobornos por valor de 2.300 millones de dólares (1.800 millones de libras esterlinas) que los sospechosos supuestamente recibieron de empresas a cambio de lucrativos contratos con PDVSA.

Leave a Comment