Deportes

Copa Mundial Femenina: Francia, el corazón del fútbol femenino

Por primera vez en la historia de la Copa Mundial Femenina, la final no se disputará en la capital del país anfitrión.

El próximo mes, el Parc Olympique Lyonnais de Lyon será la sede de las semifinales y de la final de la edición francesa del esperado torneo, ya que en la tercera ciudad más grande de Francia, el fútbol femenino ha encontrado su propia capital.
En el corazón de la historia de la ciudad está el equipo femenino del Olympique Lyonnais. Trece títulos de liga, seis veces campeón de la Liga de Campeones, el primer equipo, masculino o femenino, que ha ganado cuatro títulos consecutivos de la Liga de Campeones: ningún otro equipo de fútbol puede compararse en la actualidad.

«Lyon tiene el modelo perfecto de cómo se debe dirigir un club moderno», dijo Ada Hegerberg, delantera noruega de Lyon y ganadora del Balón de Oro, a CNN Sport.
El ascenso de Lyon se debe a un hombre, el presidente Jean-Michel Aulas, que creyó en sus «chicas» antes que nadie.
Aulas, de 70 años, ha estado a cargo del club desde 1987. Cuando se hizo cargo de la sección femenina del club en 2004, sintió que era el momento de promocionar el fútbol femenino en su país.

Hablando en el estadio de 59.000 asientos del club, Aulas dijo a CNN Sport: «Estamos en vísperas de grandes y fascinantes eventos aquí.»
Antes de 2004, el equipo local de fútbol femenino era el FC Lyon. Iniciado en 1970, el antepasado de OL Women ya era uno de los grandes clubes franceses de los años 90, según Antoine Osanna, que informa sobre el fútbol femenino en el periódico local Le Progrès.

«El FC Lyon estaba compitiendo contra Juvisy. Estos dos clubes han desaparecido hoy, ya que el FC Lyon fue absorbido por el OL y el Juvisy por el Paris FC», explicó desde su escritorio en la sede del periódico en la ciudad.
Pero a mediados de la década de 2000, Aulas decidió echar una mano al fallido FC Lyon, utilizando lo que había aprendido en la construcción del equipo masculino para transformar al equipo femenino en un gigante europeo.
«En Lyon, somos un poco como una nueva promesa futbolística», añadió Aulas.
«Empezamos en una página en blanco e intentamos imaginarnos lo que sería el fútbol femenino del mañana y cómo, a través de esta aventura inicial, podríamos convertirnos en una empresa global que pudiera convencer a las demás más adelante».

No hay fútbol femenino ni masculino, sólo el fútbol y el Lyon lo entiende mejor que nadie.
Plaza Melissa

Desde el principio, Aulas y su equipo se tomaron en serio el fútbol femenino, sin escatimar en gastos al invertir cuando las competidoras sólo surfeaban la ola. Hombres y mujeres tienen acceso a las mismas instalaciones de entrenamiento, y el equipo femenino a menudo utiliza el estadio masculino para los grandes partidos.
«No hay fútbol femenino ni masculino, sólo el fútbol y el Lyon lo entiende mejor que nadie», dijo Melissa Plaza, que jugó en el Lyon durante dos temporadas y que ahora tiene un doctorado en Psicología del Deporte. Plaza escribió su tesis sobre los estereotipos de género en el deporte.
Con una actuación de primera clase de su delantera Hegerberg, que marcó una tripleta en la victoria por 4-1 sobre el Barcelona, el mes pasado los lioneses ganaron su sexta Liga de Campeones en nueve años, una cifra récord. Con 13 títulos de liga y ocho Copas de Francia, es el equipo más laureado de Europa.

Leave a Comment