Biden presenta un plan climático y eleva los impuestos corporativos para pagar por la inversión

WASHINGTON – El ex vicepresidente Joe Biden dio a conocer el martes un plan para abordar el cambio climático que incluía revertir los recortes de impuestos corporativos de la administración de Trump para ayudar a financiar la inversión necesaria para lograr el 100% de energía limpia y emisiones netas cero para 2050.

Biden, el favorito para la candidatura presidencial demócrata de 2020, dijo que su plan invertiría 1,7 billones de dólares en 10 años en investigación sobre energía limpia y modernización de la infraestructura, y «revitalizaría» los puestos de trabajo de la clase media en la industria manufacturera.

«Hago un llamado a una Revolución de Energía Limpia para enfrentar esta crisis y hacer lo que Estados Unidos hace mejor: resolver los grandes problemas con grandes ideas», dijo Biden en una declaración.

Biden dijo que sus propuestas irían «mucho más allá» de las políticas que se establecieron cuando sirvió con el ex presidente Barack Obama.

En su plan, Biden se centra en volver a comprometer a Estados Unidos con el Acuerdo sobre el Clima de París -revirtiendo la retirada planeada del presidente Donald Trump- y volver a comprometerse con otros países emisores importantes como China para adoptar objetivos de reducción de emisiones más ambiciosos.

Los rivales demócratas, como el senador de Vermont Bernie Sanders, y los activistas juveniles y ambientales criticaron el enfoque centrista de Biden después de que Reuters informara el mes pasado que estaba desarrollando una estrategia climática de «término medio» que podría atraer tanto a los ambientalistas como a los votantes de la clase obrera que temen un rápido alejamiento de los combustibles fósiles.

El informe dijo que el plan podría construirse en torno a la restauración de las regulaciones que la administración Trump ha hecho retroceder y podría incluir tecnologías controvertidas como la energía nuclear y la captura y almacenamiento de carbono para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en Estados Unidos, medidas que, según los críticos, eran insuficientes para hacer frente a la crisis del cambio climático.

El plan de 22 páginas de Biden publicado el martes presenta la amenaza del cambio climático como una oportunidad para revitalizar el sector energético de Estados Unidos, la economía y generar empleos.

También busca hacer un llamado a los grupos activistas, que han estado presionando a los candidatos demócratas para que apoyen el Nuevo Trato Verde, una resolución no vinculante del Congreso que pide el fin de los combustibles fósiles en Estados Unidos y una reducción drástica en el uso de gases de efecto invernadero en un plazo de 10 años, acompañada de programas sociales para impulsar el empleo y garantizar la atención de la salud.

«Podemos crear nuevas industrias que revigoricen nuestra producción y crear empleos de clase media de alta calidad en ciudades y pueblos de todo Estados Unidos», dice el plan.

La reconstrucción de la clase media estadounidense es una de las prioridades de la campaña de Biden.

Biden no apoyó plenamente el Nuevo Acuerdo Verde, pero dijo que dos aspectos de la resolución están en su centro: la urgencia de una mayor ambición para abordar el cambio climático y la noción de que «nuestro medio ambiente y nuestra economía están completa y totalmente conectados».

También dijo por primera vez que no aceptaría donaciones de ejecutivos y empleados de empresas de combustibles fósiles – una demanda hecha a los candidatos demócratas por grupos activistas.

PRIMER DÍA

El plan consiste en varias acciones ejecutivas que Biden tomaría en su primer día en el cargo, incluyendo la creación de un «mecanismo de aplicación» para poner a Estados Unidos en camino de alcanzar el 100 por ciento de energía limpia y una meta de cero emisiones netas para 2050.

Enumera varias otras medidas que se basarían en las políticas de la era Obama, como la regulación de las emisiones de metano de las instalaciones de petróleo y gas, el desarrollo de nuevas normas de economía de combustible para los automóviles, la adopción de nuevas normas de eficiencia energética para los electrodomésticos y la promoción de biocombustibles avanzados.

Pide que se acelere el despliegue de la captura de carbono, que limita las emisiones de las plantas de carbón y otras instalaciones industriales, y que se identifique un futuro para la energía nuclear, que puede ser necesaria para que Estados Unidos alcance su objetivo neto de cero.

En total, se gastarían 400.000 millones de dólares durante 10 años en investigación y desarrollo de energía limpia en esas tecnologías, así como en otras tecnologías emergentes como el almacenamiento de baterías.

Biden también dijo que Estados Unidos participará en los esfuerzos internacionales iniciados por la administración Obama para hacer frente a las emisiones de la aviación y el transporte marítimo, así como con China para dejar de financiar proyectos de infraestructura de combustibles fósiles en el país y en el extranjero.

El plan de Biden también se dirige a las comunidades de bajos ingresos, las comunidades de color y las tribus nativas americanas que se ven desproporcionadamente afectadas por el cambio climático, reforzando la aplicación de la ley por parte de las empresas contaminantes y dando prioridad a la modernización de la infraestructura de agua limpia.

En un guiño a los sindicatos y a los votantes de la clase obrera que Biden quiere recuperar de Trump, el plan promete asegurar los beneficios de los mineros del carbón y aumentar los pagos de las compañías carboneras a un programa federal para ayudar a los mineros que luchan contra la enfermedad pulmonar negra.

También dijo que crearía un grupo de trabajo para ayudar a las comunidades que se enfrentan al cierre de minas de carbón y centrales eléctricas a obtener acceso a los fondos federales y a la inversión privada «para ayudar a crear empleos sindicales bien remunerados basados en los activos únicos de cada comunidad».

Europa ‘morirá desde dentro’ si triunfan los populistas de extrema derecha, dice una de las principales figuras de la UE

Europa está profundamente comprometida en una batalla continental sobre su futuro. Los populistas euroescépticos intentan socavar la Unión Europea desde dentro, mientras que los que defienden a un bloque más unido, como el ex primer ministro belga Guy Verhofstadt, lo hacen con más fuerza que nunca.

«No es una cuestión de más o menos Europa. Se trata de algo diferente», dice Verhofstadt al hablar con CNN en su espaciosa oficina de Bruselas. «Necesitamos una unión diferente porque esta unión no sobrevivirá al siglo XXI».
Sobre el papel, la persona de 66 años no es el tipo de persona que uno esperaría oír utilizando un lenguaje tan fatalista sobre el futuro de la Unión Europea.
En la era posterior a Brexit, Verhofstadt es una de las atracciones de los eurófilos para el proyecto europeo.
Su estilo de hacer política divide las opiniones. El periódico británico The British Sun lo describió recientemente en un editorial como un «baboso de pelo de cortina» y la «figura más repugnante de Bruselas». Sin embargo, cuando recientemente se dirigió a un grupo de manifestantes anti-Brexit en Londres, se sintió alentado por decir que en el mundo del mañana, los países europeos necesitaban «trabajar juntos».

Como coordinador de Brexit del Parlamento Europeo y líder de la Alianza de los Demócratas y Liberales por Europa, no ha ocultado su deseo de un bloque más integrado en el que las instituciones europeas tengan mayor poder.
«El gran problema que tenemos en Europa es la enorme distancia entre el sueño europeo, compartido por más europeos que nunca, y luego, en la práctica, la Unión Europea, que no se ve en absoluto como la traducción del sueño europeo», afirma.


Verhofstadt, conocido por su oratoria a menudo combativa, está criticando a los movimientos y partidos populistas que se presentan en una plataforma euroescéptica en las elecciones parlamentarias europeas de esta semana.


El viceprimer ministro de Italia, Matteo Salvini, del partido de extrema derecha Lega Nord, está planeando abiertamente formar un gran y poderoso bloque euroescéptico -un bloque que se opone a que se dé más poder a las instituciones europeas- tras las elecciones que los votantes de toda Europa han tratado previamente como una boleta de protesta.


Los partidos euroescépticos podrían ganar hasta un 35% de los escaños. Y si Salvini logra reunir a grupos de países de todo el bloque, una enorme banda que alguna vez estuvo al margen de la política europea estará dentro de los pasillos del poder, capaz de impulsar su propia versión de la reforma.
«¿Reforma? Yo no llamo a eso reforma. Yo lo llamo el beso de la muerte», dice Verhofstadt sobre el plan de Salvini para la UE. «En vez de golpearla desde fuera, morirá por dentro.»


Mientras que muchos burócratas y políticos de Bruselas han sido acusados de esconder la cabeza en la arena e ignorar las amenazas a las que se enfrenta la UE, Verhofstadt ve desafíos tanto dentro como fuera de Europa.
«El mundo se está convirtiendo no en un estado nación, sino en un imperio. China es un imperio. India es un imperio. Estados Unidos es un imperio. Necesitamos crear una Unión Europea que sea capaz de defender nuestros intereses», afirma.


Y no ve las amenazas internas y externas de Europa -el populismo y un orden mundial cambiante- como asuntos sin relación.
Los políticos nacionalistas hablan a menudo de reclamar la soberanía de su país, despojando a Bruselas del poder centralizado.
Verhofstadt dice que esta es la respuesta equivocada a los retos de Europa y señala al Consejo -una de las instituciones clave de la UE- como algo que no funciona en su forma actual.

El Consejo es el foro en el que los gobiernos nacionales deciden sobre la política europea. Toma sus decisiones por mayoría cualificada o por unanimidad, dependiendo del asunto. Esto puede significar que un solo Estado miembro descarrile grandes problemas porque no están de acuerdo con ellos.
Verhofstadt dice que una Europa de Estados nacionales, en la que los países reduzcan su compromiso con el bloque, no haría más que exacerbar estas tensiones, debilitando a Europa y poniendo su destino en manos de otros.
«Es Putin, es el liderazgo chino, es Trump quien va a decidir sobre nuestro estilo de vida, sobre nuestros estándares. Algunos nacionalistas dicen’sí, estamos en contra de la globalización’, pero lo que están haciendo es peor», dice.


«Lo que falta en la voz proeuropea es visión y pasión. No podemos convencer a los jóvenes de que sean proeuropeos con una Unión Europea burocrática y tecnocrática como funciona hoy en día».
Es un punto razonable. En algunos aspectos, la UE se ha convertido en una parodia de sí misma.
Tiene más instituciones de las que cualquier persona normal puede nombrar, comisarios no elegidos que parecen remotos a los ciudadanos y una burocracia engorrosa que, a menos que uno esté en la nómina, es difícil de amar.


No es de extrañar que un simple mensaje de «Take Back Control» ganara en el referéndum de Brexit en el Reino Unido en 2016. La soberanía compartida y el federalismo carecen del romance del orgullo nacional.
Verhofstadt quiere reimaginar el «sueño europeo». En esto, tiene un aliado: El presidente francés Emmanuel Macron, alguien que, según él, es capaz de enfrentarse a los populistas, pero que está luchando con su propio movimiento contra el establecimiento, los «gilets jaunes» o los manifestantes de «chalecos amarillos».


La versión de Verhofstadt de una Unión Europea reformada es la que crea un «ejército europeo y campeones europeos» que rivalizan con los de China y Estados Unidos.


Eso, dice, ofrecería a los europeos más jóvenes algo más que aburridos retoques tecnocráticos de una clase política fuera de onda en Bruselas.
Hazlo a lo grande o vete a casa.

Aunque la opinión de Verhofstadt cuenta con un apoyo moderado entre sus compatriotas europeos como Macron, muchos otros en Europa lo consideran un caso atípico.
Es simplemente un hecho que la cuestión más importante a la que se enfrenta la Unión Europea en estos momentos es Brexit. Ha absorbido todo el oxígeno de prácticamente todo lo demás.


Verhofstadt quiere acabar con Brexit. Quiere evitar pasar los próximos cinco años «luchando de nuevo por Brexit» en lugar de «hablando de renovación y reforma».
Dice que no está impresionado con el manejo de Brexit por parte del Reino Unido y señala una de las inevitables diferencias entre los países europeos y los británicos.
«Normalmente, cuando un país pone una cuestión existencial sobre la mesa, se crearía una plataforma interpartidaria para decir lo que es ahora, sobre la base de la decisión del pueblo, la mejor manera de avanzar», dice.
Construir coaliciones y cooperar con sus rivales políticos es normal en Europa.


En el Reino Unido, el Partido Conservador y el Partido Laborista, que gobierna el país, se encuentran en una amarga rivalidad. Peor aún, Brexit ha dividido la política interna de esos dos partidos, haciendo casi imposible cualquier tipo de compromiso.
«Durante dos años, Brexit ha sido usado como una bala en un arma para ambos bandos. Ese es nuestro sentimiento. El interés nacional nunca estuvo involucrado – o incluso tratando de averiguar dónde está el interés nacional», dijo Verhofstadt.


Dice que la ratificación por parte del Reino Unido del Acuerdo de Retirada, el mecanismo por el que sale de la Unión Europea, es la «única forma de avanzar» y no es una locura la «eterna discusión» sobre si Gran Bretaña necesita un segundo referéndum de Brexit.
Tampoco era partidario de la decisión de la UE de conceder al Reino Unido una larga prórroga de Brexit.
Aunque Verhofstadt tiene a sus partidarios, la realidad que le mira a él y a otros proeuropeos es que los euroescépticos no van a ir a ninguna parte en un futuro próximo.


Cuando los políticos contrarios a la UE ocupen sus escaños en un nuevo parlamento (incluidos los que están furiosos en el Reino Unido por no haber sucedido Brexit), estarán empeñados en causar el mayor daño posible.
Europa se encuentra en una encrucijada. A veces parece que son los euroescépticos los que ganan la discusión.


Como líderes de naciones pro-europeas como la holandesa Mark Rutte e incluso miembros del partido gobernante de Alemania toman prestado el lenguaje de los nacionalistas, es fácil creer que el intento de mantener a raya a la extrema derecha simplemente normaliza su retórica.

Verhofstadt ve las cosas de otra manera. Aunque no niega la existencia de los populistas antieuropeos, cree que cuando «hay un candidato pro-europeo contra un candidato antieuropeo, gana el pro-europeo». Ese fue el caso de Macron contra Le Pen. Este fue el caso de Austria. Ese fue el caso en los Países Bajos».
Se podría argumentar que se trata de una lectura selectiva de la historia por parte de Verhofstadt y que éste está ignorando cómo se sacudieron realmente esas elecciones. Pero se aferra a su optimismo.


«Cuando hay una lucha uno a uno por lo que la gente quiere – Europa, o salir de Europa – Europa gana».

Cómo Sudáfrica construyó uno de los telescopios más avanzados del mundo

Un telescopio construido en Sudáfrica está revelando nuevos detalles sobre la Vía Láctea.

«Es la vista más clara que jamás se haya hecho del centro de nuestra galaxia», dijo el científico jefe Fernando Camilo sobre las imágenes producidas por el radiotelescopio MeerKAT.
El telescopio está compuesto por 64 antenas parabólicas que están conectadas a través de cinco millas en un área semiárida y escasamente poblada de Sudáfrica, donde la interferencia de la señal es mínima.
Cada parabólica mide 65 pies de alto y pesa aproximadamente hasta siete grandes elefantes de monte africanos. El número y la sensibilidad de los platos han permitido a los científicos producir imágenes de gran avance utilizando el telescopio.


«Lo hicieron todo bien», dijo Farhad Yusef-Zadeh, un experto en astronomía de la Universidad Northwestern de Illinois. «Esta imagen que vi me sorprendió, nunca pensé que veríamos estos detalles.»
Construido a lo largo de 10 años a un costo de 330 millones de dólares, el telescopio es utilizado por los científicos para estudiar la actividad del hidrógeno y los púlsares. MeerKAT podría profundizar nuestra comprensión de cómo se formó el universo, y es «el mejor del mundo» en lo que hace, según Camilo.

MeerKAT satellite dishes

Lanzado oficialmente en julio, el telescopio también ha convertido a Sudáfrica en un destino mundial clave para la radioastronomía.
MeerKAT fue financiado por el gobierno sudafricano y el 75% del trabajo fue a parar a empresas locales. Los organizadores dicen que el proyecto apoyó más de 7.000 puestos de trabajo en las comunidades rurales locales.
EMSS Antennas, que tiene su base cerca de Ciudad del Cabo, construyó los receptores para MeerKAT utilizando un equipo de 30 ingenieros.
«Fue realmente un logro increíble», dijo el director de la compañía, Isak Theron, quien agregó que el proyecto ayudó a la firma a atraer a los mejores talentos de toda Sudáfrica.

El empuje espacial de Sudáfrica no terminará con MeerKAT.
El telescopio es un componente clave de la fase uno de SKA (Square Kilometer Array), que es un esfuerzo internacional para construir el radiotelescopio más grande del mundo.
Supervisado por 12 países, SKA incluirá hasta 3.000 antenas parabólicas y está diseñado para escanear el cielo 10.000 veces más rápido que cualquier otro telescopio. Su finalización está prevista para el año 2030.

Hammond Tells y Trump en Reino Unido: EE.UU. y el Reino Unido comparten el interés en un sistema de comercio mundial y estable



LONDRES – El ministro de finanzas británico Philip Hammond le dijo al presidente estadounidense Donald Trump que sus dos países tienen un interés común en mantener la estabilidad de los sistemas comerciales del mundo, una fuente cercana a él dijo el martes.

Hammond se unió a Trump, a la Primera Ministra británica Theresa May y a los líderes empresariales estadounidenses y británicos en una reunión el segundo día de la visita de estado del presidente a Gran Bretaña.

«Su mensaje en la mesa redonda de negocios es que las economías del Reino Unido y Estados Unidos están estrechamente interrelacionadas y tienen un interés común en mantener la estabilidad del sistema comercial mundial», dijo la fuente.



Musk dice que la camioneta de Tesla costará menos de 50.000 dólares y será mejor que la F-150.

La camioneta Tesla, que pronto será presentada, tendrá un precio inicial de menos de $50,000, será mejor que una Ford F-150 y superará a una Porsche 911, según el director ejecutivo Elon Musk.

«No puede ser inasequible», dijo Musk sobre el camión durante una entrevista en el podcast de Ride the Lightning.
Ese precio rebajaría los camiones que el fabricante de camiones eléctricos Rivian planea ofrecer el próximo año. Se espera que el precio inicial de esos camiones sea algo menos de $70,000. Ford está invirtiendo 500 millones de dólares en Rivian y Amazon lideró un grupo de inversionistas que pusieron 700 millones de dólares en la compañía con sede en Michigan.

Los camiones de Rivian están diseñados especialmente para sobresalir en todo terreno, algo de lo que Musk no se jactaba para el camión de Tesla. Musk dijo, sin embargo, que sería excelente en el camino.
Este será un mejor camión que un F-150 en términos de funcionalidad similar a un camión», dijo Musk, «y será un mejor coche deportivo que un 911 estándar». Esa es la aspiración».
Musk ha dicho en Twitter que la camioneta base tendrá tracción en las cuatro ruedas y un «par motor loco» de dos motores eléctricos. El par es una medida de la potencia de tracción.

In March, Tesla released this "teaser" image showing the front end of the truck.

Musk no dijo con qué versión de la F-150 estaba comparando el Tesla. Hay muchos. Los precios de los Ford F-150 varían enormemente desde $30,000 por un simple camión de trabajo hasta más de $70,000 por un camión espacioso y lujoso con motores potentes. Ford también ha dicho que hará su propia versión totalmente eléctrica de la F-150.

Incluso a menos de $50,000, la camioneta Tesla (TSLA) todavía costaría más que la camioneta promedio. El precio promedio pagado por una camioneta en Estados Unidos el mes pasado fue de aproximadamente $37,000, según el sitio web de autos KBB.com.
El diseño de la camioneta Tesla podría ser desagradable para muchos, dijo Musk.


«No parecerá un camión normal. Va a parecer bastante de ciencia ficción, no va a ser para todos», dijo Musk sobre el camión. «Si alguien sólo quiere un camión que parezca que los camiones han buscado durante los últimos 20, 30 o 40 años, esto probablemente no es para ellos».
Musk ha dicho que el camión será presentado este año.

En Apple se preparan para el terremoto bursatil que ha sufrido la compañía



CUPERTINO, California – El edificio circular que alberga las oficinas centrales de Apple en Silicon Valley es tan grande que tiene casi una milla de circunferencia. Así que es difícil de entender que no esté realmente pegado al suelo.

La nave espacial, como se suele llamar al edificio, es un ejemplo gigantesco de una tecnología que reduce los terremotos hasta cinco veces.

Mientras que otros edificios en Silicon Valley probablemente sufrirán daños y no funcionarán durante días, si no meses, después de un terremoto, las oficinas centrales de Apple, que se terminaron a principios del año pasado, están diseñadas para poder ser utilizadas inmediatamente después de la Big One.

El edificio es uno de los relativamente pocos en los Estados Unidos que utilizan la llamada tecnología de aislamiento de base. Exploramos el sistema en un artículo aquí.

Jim Wilson, el fotógrafo de la oficina de San Francisco, y yo fuimos los primeros periodistas en bajar al sótano y visitar el sistema sísmico protector del edificio.

Más de 9.000 ingenieros y otros empleados de Apple trabajan en el edificio, que cuenta con su propio suministro eléctrico y un amplio atrio con una gran variedad de árboles frutales, entre los que se incluyen, tal vez no es de extrañar, muchas variedades de manzanas.

De dos pisos bajo tierra, debajo de las oficinas donde los ingenieros diseñan iPhones y MacBooks, el edificio descansa sobre 692 grandes platillos de acero inoxidable. Cuando el suelo tiembla, el edificio puede moverse hasta cuatro pies en cualquier dirección en los platillos. Imagínese un cubo de hielo en un plato. Si mueve el plato de un lado a otro, el cubo de hielo se desliza para permanecer casi inmóvil.



El jefe militar pide elecciones después de 35 muertos en la represión en Sudán

El consejo militar gobernante de Sudán ha convocado a elecciones después de que las tropas irrumpieran en el campo principal de manifestantes a favor de la democracia y mataran al menos a 35 personas en una represión que ha provocado la condena internacional.

Cientos de personas resultaron heridas el lunes en la capital, Jartum, cuando los militares trataron de disolver la sentada de la oposición, según el Comité Central de Médicos de Sudán, que está cerca de los manifestantes.
Los manifestantes han exigido que el Consejo Militar de Transición, que ha gobernado el país desde que las tropas derrocaron al Presidente Omar al-Bashir en abril, dé paso a un órgano provisional dirigido por civiles.
Después del golpe, el consejo militar y los grupos de oposición acordaron una transición de tres años a la democracia. Sin embargo, en una emisión emitida en la madrugada del martes, el líder del consejo, Abdel Fattah al-Burhan, convocó a elecciones nacionales en un plazo de nueve meses.

La única manera de gobernar Sudán es a través de «las urnas», dijo al-Burhan en un discurso en la televisión estatal.
Dijo que las elecciones deberían ser supervisadas por grupos de supervisión, incluidos los organismos internacionales y regionales. Al-Burhan dijo que se formaría un gobierno provisional para supervisar el período previo a las elecciones.


Al-Burhan calificó de «mártires» a los que murieron el lunes y expresó su «pesar» por la violencia, aunque no dijo directamente que fueran las fuerzas militares las responsables. Prometió que el fiscal general de Sudán investigaría el incidente e instó a la gente a mostrar un «espíritu de perdón».
El lunes, el Fiscal General Maulana Al-Walid Sayed Ahmed Mahmoud anunció que se había creado un comité para investigar el incidente.

Sudanese protesters close Street 60 with burning tyres and pavers as military forces tried to disperse the sit-in outside Khartoum's army headquarters on June 3, 2019.

Bloqueos de Internet en el lugar
Según la organización de control Netblocks, Internet en Sudán está actualmente más restringida que durante la expulsión de Bashir.
Desde el lunes, ha habido bloqueos en todos los principales proveedores de Internet del país, aunque no se trata de un corte total.
«Parece que se están haciendo algunos esfuerzos para restringir selectivamente, ya sea porque los que ordenaron las interrupciones también dependen de algunas redes que deben mantenerse en funcionamiento, o porque los operadores de la red no están cooperando voluntariamente», dijo Netblocks.

Sudanese forces are deployed around Khartoum's army headquarters on June 3, 2019 as they try to disperse Khartoum's sit-in.

Lo que pasó el lunes
Ha habido protestas en Jartum desde el golpe de abril. En el pasado, los militares intentaron dispersar a los manifestantes, pero el lunes utilizaron balas reales, según varios testigos oculares.
Según el Comité Central de Médicos del Sudán, las bajas fueron causadas por balas vivas, y las fuerzas de seguridad rodearon los hospitales donde se llevaron a los heridos y a los muertos.
Un portavoz del Consejo de Transición dijo que los militares «no dispersaron la sentada por la fuerza», sino que la represión de seguridad se centró en una reunión en una zona cercana «peligrosa».
Las imágenes de vídeo mostraban pequeños incendios y nubes de humo ondulantes, así como manifestantes que huían de disparos audibles. Los manifestantes dijeron que ellos mismos eran pacíficos y estaban desarmados.


El Ministro de Asuntos Exteriores del Reino Unido, Jeremy Hunt, el Embajador británico en Jartum, Irfan Siddiq, y el Subsecretario de la Oficina de Asuntos Africanos del Departamento de Estado de Estados Unidos, Tibor Nagy, han criticado enérgicamente la violencia.
El Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, dijo que «condena enérgicamente la violencia y los informes sobre el uso excesivo de la fuerza por parte del personal de seguridad contra la población civil, que ha causado la muerte y lesiones a muchas personas».


En un comunicado, la oficina de Guterres agregó que «condena el uso de la fuerza para dispersar a los manifestantes en el lugar de la sentada y está alarmado por los informes de que las fuerzas de seguridad han abierto fuego dentro de las instalaciones médicas».